2012: Tres hologramas
2012: Tres hologramas

Estreno: 6 de Junio 2012
Auditorio Nacional Adela Reta
Comisionado por BALLET NACIONAL DEL SODRE

El proyecto comenzó en realidad en febrero de 2010, cuando Bocca, en Madrid, convocó a Drexler para que compusiera música para un ballet. Poco después designó a Inthamoussú como coreógrafo y los puso en contacto.

”Lo interesante fue partir de que queríamos tener una historia que contar con Drexler”, cuenta Inthamoussú. “Yo creo que el trabajo escénico tiene que ser comunicativo. Si no hay comunicación no hay chances de llegar a nadie. ¿Qué quiero comunicar con la música y la coreografía?”. A partir de esa pregunta dieron forma a la historia de un personaje que se encuentra con recuerdos de toda su vida. En ese proceso apareció la primera versión de la música. Inthamoussú, por su lado, trabajó con el ballet en Uruguay, luego viajó a España y le llevó a Drexler videos de lo que bailaban y sobre eso siguieron componiendo.

”Como director, Martín tiene un lenguaje muy hacia afuera, hacia el público. No trabaja hacia adentro. Me alegra que la primera obra con un coreógrafo nacional haya sido con él”, comenta Bocca.

Drexler nunca había compuesto música para danza, por lo que Inthamoussú tuvo que enseñarle varias cosas, como por ejemplo qué es un pas de deux y cómo se estructura una obra. “Fue un proceso de crecimiento para los dos, porque nunca había trabajado a la par con un músico desde el cero. Esta unión que inventó Julio podía ser un desastre o genial, y fue genial” dice el coreógrafo.

Como parte del ida y vuelta entre ambos, surgió la incorporación de la milonga. Drexler quiso incluirla en la música para que representase algo de la identidad uruguaya. A partir de esa idea decidió poner pasos de milonga dentro del baile. Durante el proceso consultaron ocasionalmente a Bocca, pero en un punto él resolvió hacerse a un lado para que la creación sea totalmente entre el músico y el coreógrafo.

El proyecto tuvo importantes desafíos para ellos y también para los bailarines, que tuvieron que adaptarse a una forma distinta de danza. Muchas veces se quejaban, por ejemplo de que les dolían músculos que no habían sentido hasta ese entonces, porque los movimientos propuestos por Inthamoussú les exigían moverse de formas diferentes. “Una compañía internacional que se precie tiene que estar abierta a bailar lo que le toque bailar. Las grandes compañías funcionan así y esto habla muy bien del nivel que tiene el cuerpo de baile del Sodre” dice el coreógrafo.

Ese proceso creativo que vivieron, se pondrá a prueba en junio, con el estreno. “El trabajo es de interpretación. La música que creó Jorge yo la puse en un cuerpo. Los movimientos se los di a los bailarines y ellos se los dan al público. Cuando ese triangulo funciona, es maravilloso”.

Coreografía: Martín Inthamoussu
Asistente: Lucía Martínez
Música: Jorge Drexler
Diseño de Vestuario: Gerardo Egea
Diseño Iluminación: Fernando Scorsela